12 junio 2010

La nenita encantada

foto carlos delafé

Llegó a creer que los cuentos de ahora no eran como los de antes, y que todos acababan mal. Llegó a creer que la arena del desierto eran trocitos de cristal que pinchaban sus pequeños pies de madera. Llegó a creer que su cintura no bailaría más aquel julajop, ni que por más peldaños que subiera el techo seguiría tan alto que sus pequeñitas manos nunca lo podrían pintar de color celeste, porque para ella el cielo sólo podía ser oscuro sin más luces que las de las lejanas estrellas, y su firmamento perdió la esperanza de volverse a encontrar con la luna. Llegó a creer que su pequeña nariz de chocolate no volvería a oler el salitre del cantábrico, ni que su paladar tendría algún día besitos con bouquet. Llegó a creer que era una gitanilla de piel morena, y que sus pecas eran un traje de faralaes con el que bailaba cada noche de verano, sin brisa, sin luna y sin salitre. Llegó a creer que la suerte era un maltrato que le acariciaba antes de recibir un espanto, y que el aire de la sierra era una puerta abierta de nevera vacía que le congeló sus alas de madera. Un día volvió a volar, y sus alas recuperaron sus plumas, su nariz las pequitas y el aroma del mar, sus ojos vieron un crepúsculo por el que asomaba la luna. Su cintura danzó al son de las olas del mar y sus pequeños pies no necesitaron subir más peldaños para tocar el cielo, porque ella era la pequeña estrella que había vuelto a brillar.
LA TABERNA DEL IRLANDES BLOG

TRACY CHAPMAN baby I can hold you

18 comentarios:

Luna dijo...

Las estrellas siempre brillan en el firmamento. Hay circunstancias en la vida que hacen que por un tiempo brillen menos de lo normal.. Pero finalmente siempre llega el resplandor. Siempre es más fácil salir con el apoyo de un buen amigo. Out of the blue comes green!

jonceltic dijo...

....and more in Spring LUNA.

Maribel dijo...

:)
Que bonito, Perla.

Pau dijo...

Me consuela saber que todavía existen nenitas encantadas con suerte (u otras cosas) y que pueden acabar su cuento volando. De momento, con el permiso de LUNA (y el tuyo) yo me quedo con la última frase de Luna. Me la quedo para tomar impulso, no quiero hacerme mayor y seguir pensando que los cuentos son sólo eso, cuentos, y que nunca acaban bien.
El relato es muy bonito y la banda sonora... contundente.

jonceltic dijo...

Tú sí que lo eres, Maribel. Me hace mucha ilusión tu visita ;)

Porque tienen la suerte de ser niñas PAU, es lo que tiene la bisoñez del inocente...

quinocho dijo...

Mientras no les digas que los reyes son los padres los niños son fantasticos.

César Sempere dijo...

Ahí va la ...me ha encantado Jon, certeras metáforas y tocando las teclas de la sensibilidad.

Un aplauso. Bravo.

Un abrazo,

drayteK dijo...

Ya lo digo yo Cesar. Ahi va la ostia!

Debe ser Pipilastrum esa nenita...

Tesa dijo...

Llega un momento en que nos encontramos con nosotros mismos despojados de muchas cosas.

Al ver la fotografía que has puesto, he pensado en aquel caballo que sacaban en la serie Pipi Langstrum.

Besos.

Tesa dijo...

Juas... y ahora veo que Laytrek también ha hecho un comentario al respecto del personaje.

Tesa dijo...

DrayteK

:( ...sorry

jonceltic dijo...

Ni que la cigüeña viene de París QUINOCHO.

CESAR S., ya te lo ha dicho DAYTREK, se permiten tacos de admiración ;)

Ya no me acordaba casi de Pipi Calzaslargas TESA, ella era más inocente todavía, pero menos encantadora que la "nenita encantada".

Castigadora dijo...

Precioso. Me quedo con todo el texto entero

Uff cuanto tiempo sin pasar por aqui!

Saludos

jonceltic dijo...

Tenemos demasiados compromisos CASTIGADORA, y poco tiempo libre... Me alegra verte de retorno.

lluviafina dijo...

Qué bien los ves todo con esos ojazos verdes, irlandés.

jonceltic dijo...

Que soy miope LLUVIAFINA...

Anónimo dijo...

Precioso. He entendido que era un regalo para alguien especial y cercano, menudo regalazo. La envidio.

Anónimo dijo...

Por cierto... gracias