22 septiembre 2010

Por fin es otoño



Ya nota mi vieja rodilla que el otoño ha abierto el pasaje por el que caminaré hasta el invierno, que lo anhelo más si cabe cuando aún recuerdo aquella tarde de poniente de finales de agosto a la que por poco no sobrevivo. Necesito que refresque el ambiente, y que alguna llovizna riegue el desgobierno en el que divaga el país, a las puertas de la huelga general a la que no acudiré, porque la mejor forma de protestar contra el desgobierno entiendo que es aportando productividad. No es una fiebre japonesa, pero esta huelga, en este momento, es pegarse un tiro en el pié. Y el fresquito del otoño me devuelve la melancolía, y me trae el recuerdo de las primeras tardes de deberes del nuevo curso, con el estuche que aún olía a nuevo, los libros que mi madre me forraba con ironfix y los primeros entrenamientos del equipo de baloncesto. Por aquel desgaste tengo ahora una rodilla con termostato, son gajes del entusiasmo con el que uno soñaba con ser Epi. Así me arrimo al mes de octubre, un diáfano tránsito en el que los nenes van al cole, las marujas se encienden con la telebasura y aún no se divisa la salida de la crisis. Lo que sí me apena es que sé seguro que el Levante no ganará la liga, y eso, por más blanco que sea el caballo blanco de Santiago, no me consuela.

9 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Pues yo Juan soy feliz... pensando en esas gotitas de lluvia que caerán y caerán en mis castaños y estarán lle-nitos de castañas y como un regalo de la naturaleza iré a recogerlas en Octubre..

..y huele el otoño diferente...y sus colores tan cálidos me animan

la vida es corta..

hay que ir a por la felicidad a degüello.

Besos

César Sempere dijo...

Por lo pronto el Levante ha sumado sus primeros tres puntos.

Un saludo,

Tesa dijo...

Que lo que traiga el otoño, no sea peor que el pasado.

Saludos

Il Venturetto dijo...

¡Un año desde tu segundo advenimiento! Se me había olvidado por completo.

Las rodillas son un meteorólogo implacable.

Un abrazo, amigo

jonceltic dijo...

Lo bueno es sumar CESAR S., que ésto acaba de empezar...

TESA y ESTRELLA, sé que la impresión que ha dado el post es de melancolía, en absoluto quise que así fuera. Son sólo reflexiones de una tarde cualquiera de estos días "entre pinto y valdemoro" que no sabes qué te queda más cerca, si el verano que se fue o el invierno que está por llegar...

Habrá que ahorrar para las prótesis VENTURETTO, que a esta marcha, cuando las necesite, ya no las financiará la Seguridad Social... al tiempo.

Traumatoloco dijo...

Con este Zp la llevamos clara, el PNV le apoya en los presupuestos y tendremos minimo 1 año más a la pandilla de inutiles llevandonos a la quiebra.

María dijo...

Me encanta el Otoño y su delicada decadencia...
Es el momento de iniciar proyectos nuevos, para mí es el comienzo real del año.

Un beso!!

María

abretedeorejas dijo...

Delicia otoñal volverte a leer!
Soy una descastada.
Infiel no, pero descastada si.
He estado alejada de todo aquello que me hace sonreir siempre (tus líneas v.g., el cine, la lectura...)...pero creo que he vuelto!
Cómo me gustaría ser igual que Angelina!
Mis articulaciones también hacen tic-tac marcando los tiempos, el que transcurre y el metereológico, y es por ello, y porque me sabes lagartija, que no comparto lo de que "por fin sea otoño", quizás eres... eres....más romántico que yo. Qué afortunado!
Aunque casi morí también aquél infernal e inolvidable día, me decanto más por la primavera y el verano (hasta los de Vivaldi)que por las otras dos.
Ahora soy yo la que forro los libros y libretas con un "remobible", más "agradecido" que el aironfix de nuestras madres, pero los estuches nuevos siguen oliendo tan maravillosamente como antaño y las escuadras, cartabones, trasportadores y compases nuevos siguen pareciendo eso...nuevos.
Antes de que achuche más, hemos de hacernos una en tu jardín con esos amigos que no disfrutaste este verano.
Perla mora ..."andiamo verso lo ignoto"...así que ... igual gana!
Bss

Voy a empaparme de todo loq que hay por aquí abajo porque promete. Cuidate y no pares

Sonia dijo...

Bienvenido otoño. Espero que te traiga muchas cosas buenas.