08 febrero 2011

25 años después...



Es cierto que la revolución tecnológica que han supuesto las redes sociales, también tienen un flanco positivo. En mi caso me ha traído un alegrón repentino que se ha cocido en medio año, que es el tiempo que hemos necesitado unos cuantos ex alumnos del Col.legi L'Assumpció de La Vall para reunir a cuatro decenas de ex-alumnos, que además eramos muy amigos, para organizar una cena de reencuentro. Poco a poco ibamos localizando a gente que estaba más que perdida por diversos rincones de España, y les íbamos uniendo a un grupo que habíamos creado en Facebook. Un grupo que hemos ido ayudando a crecer hasta que agregamos a casi todos, pues aún quedan reacios que no se han adherido, pero que seguro se unirán. Como si de una broma se tratara empezamos a retarnos, y finalmente establecimos una fecha para el encuentro, el 5 de febrero, en la puerta del cole... Allí fuimos acudiendo en masa, yo fui muy puntual, pero me sorprendió que cuando llegué ya había en la puerta del Bar Brasilia, junto al colegio, más de 20 personas. Y a la llegada se desencadenó un rosario de besos y abrazos con todos en medio de una alegría que amenazaba desbordarse. Los organizadores del encuentro contaron con todo, y ningún detalle quedó descuidado. En la puerta del colegio nos estaba esperando un fotógrafo que iba a inmortalizar el reencuentro, bravo por los previsores, y juntos fuimos caminando cruzando la ciudad hasta el lugar de la cena, que no podía ser otro más simbólico que el salón de eventos de la Caja Rural. Parecía que no había pasado un cuarto de siglo, parecía que hacía sólo una semana que habíamos terminado el colegio, ibamos todos dichosos charlando, en grupos, pero al mismo paso. En la cena hubo algún parlamento que otro, y mucho ambiente. En una ocasión fui al wc y charlando nos juntamos 8 personas en una perfecta representación del camarote de los hermanos Marx, desternillados de risa y fumando a escondidas de la ley antitabaco. Esa escena fue un auténtico despelote. Después de la cena tuvimos una discomóvil que también habían contratado los organizadores, vamos que no nos faltó de nada hasta las tantas de la madrugada. Fue una noche intensa que me devolvió a mi adolescencia, quizá los mejores y más inocentes años de mi vida. Una resurrección de recuerdos aletargados de las tonterías de clase, del grupo de teatro, de los partidos del patio, de la excursión de fin de curso de 8º... una sinfonía de entusiasmo de todos al mismo tiempo, pues estoy seguro que para todos ha sido ésta una de las alegrías más intensas que hemos vivido durante mucho tiempo. Esos son mis colegas, mucho más que mis compañeros, que éramos una piña y que me tendrán toda la vida para lo que necesiten. Una pandilla de inocentes que se ha hecho un poco más mayor y que recuerda con añoranza que aquellos años en los que jugábamos en la calle eramos muy felices.

16 comentarios:

abretedeorejas dijo...

Qué alegría me ha dado leer lo que has escrito bixito!
Para entenderlo. hay que vivirlo y nosotras lo hicimos la primavera pasada.
Sólo nos faltaban los baberos y el bocadillo de salchichón en la mano para sentirnos igual que antaño... a pesar de todo lo acontecido en estos años.
Lo cierto es que nos sentíamos niñas, porque supongo que en el fondo deseariamos como Pan, Peter....no crecer y seguir siéndolo siempre, y porque los problemas (los auténticos)en esa etapa de nuestras vidas, brillan por su ausencia.
Con una de "churro va" todo arreglado.
Bss.
¿Cómo ha salido la niña en la foto?

Estrella Altair dijo...

Madre mia que pandilla...

me encanta... y la profe... que me dices... tiene su puntito..

igualita que las de ahora..

y llevabas un babi.. verdad???

anda tienes que decirnos cual eras..

Besos Joan

Il Venturetto dijo...

¡Qué bueno!

Tesa dijo...

Mi hermano me ha contado hace unos días, que le ha pasado algo parecido.
De repente recibió un día una llamada de teléfono de un antiguo compañero de clase que se estaba dedicando a localizar a todos los de entonces para organizar una cena reencuentro.
Me encanta.

jonceltic dijo...

A que mola ABRETEDEOREJAS?? nosotros ya somos de los bocatas de nocilla...

jonceltic dijo...

Ay ESTRELLALTAIR (así, todo junto). Estoy en la fila superior, de izquierda a derecha en 3ª posición :)
A que era feillo???

jonceltic dijo...

TESA, ya te están entrando ganas de organizar una de tu clase eh.... jajjaa . Debe ser un coñazo, que lo hagan por ti.

jonceltic dijo...

VENTU, bueno no, insuperable diría yo...

Maica Borrás dijo...

Jon que sapies que estic plorant, capullin.... ho has bordat!!

Mila Valls dijo...

Madreee miiaaaa Jooooon!!!!!!estoy llorando de la emoción!!!! es auténtico,parece que no haya pasado el tiempo!!!!!!!me dan ganas de retroceder y todo en el tiempo!!!!! jajajajjajajajajajaja

Vicente Arnau dijo...

No tinc paraules, impresionant, per cert, que be parles canalla, en este cas, escrius, ara falta no tardar tant en montar un altra, jajajaja

Loli Valls dijo...

Jon estoy emocionada despues de leer lo que has escrito, yo por un momento tambien pense que no habia pasado el tiempo, y os miraba y pensaba los dias compartidos...........IMPRESIONANTE. GRACIAS

Estrella Altair dijo...

NIño!!!!

que llamas tu feillo..

seguro que ahora eres super guapo, wuay.. cachas.. .lindo... y todos los adjetivos giros que tu quieras..

la belleza... está en quien la sabe ver.... ojito con esto..

Besos

jonceltic dijo...

:) ESTRELLALTAIR

Estrella Altair dijo...

Ja, ja, ja..

no sabía que te parecías a mi madre??????

genial, lo de la ropa es una métafora visual.

pero en serio salgo esta noche con mi marido.. y prometo ir de rompe y rasga..

Besos

jonceltic dijo...

Que disfrutes de la velada Estrella, y tb de la luna llena.